Este verano hubo un número récord de escuelas que participaron en JumpStart Kinder. Los estudiantes asistieron al “campamento” de una semana en 33 escuelas primarias diferentes del distrito. El equipo aseguró que todos los estudiantes podrían participar en Jump Start Kinder, incluso si su escuela de residencia no lo ofrecía este verano. El personal trabajó con una escuela vecina para registrarlos para que todos los estudiantes tuvieran la experiencia.

Este programa brindó a los estudiantes la oportunidad de conocer a los maestros y otro personal escolar, aprender y practicar las rutinas y procedimientos escolares, e incluso aprender las rutinas del almuerzo escolar. Los maestros pudieron identificar las fortalezas de los estudiantes y ver las áreas en las que necesitarán apoyo adicional a medida que aprenden y crecen.  

Este programa no hubiera sido posible sin la colaboración de otros departamentos, incluidos: currículo, compras, servicios estudiantiles, transporte y enfermería para asegurar que los estudiantes estuvieran preparados para el éxito.  

Gracias a todos los que han apoyado a JumpStart Kinder. ¡SKPS espera ver que este programa continúe expandiéndose y brindando a nuestros estudiantes!